Blog

Jun 17th

Algunos consejos prácticos

Escrito por con Sin Comentarios

Siempre que nos disponemos a planchar nuestra ropa, nos surgen ciertos medios sobre si lo haremos bien o si acabaremos arruinando nuestra camisa favorita. Para ésta, una de nuestras primeras entradas, , hoy te traemos algunos consejos para que antes de realizar el planchado lo prepares todo lo mejor posible. por ejemplo, aunque no lo creas, la posición que mantenemos durante el planchado.

Nuestro codo debe tener una posición de ángulo de 90º siempre que planchemos y el hombro debe poder moverse con facilidad.

descarga (2)

Por otro lado , debes saber que es muy importante que la suela esté completamente limpia, por lo que si antes de enchufarla ves algún tipo de residuo que dificulte la labor de planchado y acabe adherido a la ropa. También debes conocer bien tu ropa y leer las etiquetas de las distintas prendas para saber que temperatura debes usar en cada tejido para no estropearlo. Por ejemplo para tejidos como el acetato, el nilón y el acrílico se debe usar una temperatura baja, para algodón y lino de media a alta pero con vapor, para el polyéster y el rayón entre baja y media y para la seda aunque la temperatura que se debe usar es media, la prenda siempre debe estar del revés.

Cuando te dispongas a realizar el planchado de tu ropa y lo tengas ya todo listo, recuerda que si tienes cerca un rociador de agua, tu tarea resultará mucho más sencilla pues una simple vaporización puede eliminar las arrugas rápidamente. Además, si introduces en tu rociador agua perfumada además darás a tu ropa un agradable olor.

Por otro lado es importante que sepas que la plancha siempre deber ir en al dirección del hilo y no al contrario para evitar la formación de bolsas y que a la larga la prenda quede estirada. Además, cuando deslices la plancha, el movimiento debe ser continuo y la presión ligera. Y es que si planchas demasiado despacio puedes chamuscar el tejido y si ejerces demasiada presión puedes estirarlo. Por último, cuando termines de planchar , cuelga todas las prendas para evitar que se arrugue durante las primeras horas. Cuando ya se hayan enfriado puedes colocarlas en el armario o en el cajón.

No obstante, si no cuentas con tiempo suficiente o a pesar de todo no cuentas con la habilidad necesaria para todo ello, existen otras soluciones que puedes contratar a través de montseplancha.es